Tumbona

Vetta

Tumbona / cod.171

La cuerda y el acero se unen, en un binomio perfecto y original, en el asiento de relax Vetta. El perfil definido por el tubular se envuelve a sí mismo como un extremo que se convierte, con su prolongación ideal, en un auténtico cable, para permitir el cierre. El ojal con argolla situado en el extremo de la estructura permite dos posiciones distintas, para asegurar practicidad y confort.
 

Colección:  Vetta

Datos técnicos

Peso: 7.70 Kg
Dimensiones L/P/H: 78 x 104-110 x 80-90 cm
Plegable: Si
Reclinable: Si
Carga estática: 200 Kg
Back Cushion: Sì
Material Cojín: Emu-Tex

Mantenimiento

ACERO

Para mantener el producto en buenas condiciones durante mucho tiempo, recomendamos conservarlo durante el invierno, en un lugar cerrado y seco, para evitar la formación de condensación. Si los productos se conservan en proximidad del mar, antes de la estación invernal y con cadencia trimestral, se recomienda limpiar las superficies de metal con un paño suave, utilizando agua o detergentes y protegerlos con aceite de vaselina o cera para coches.


CUERDA SINTéTICA
Se recomienda limpiar con productos neutros y un paño no abrasivo.

EMU-TEX

Evite el contacto prolongado con sustancias grasas y/o colorantes, ya que podrían ser absorbidas por el material de revestimiento y dejar manchas permanentes, además de deteriorar la estructura del tejido. Lavados frecuentes: utilice agua y detergentes líquidos no abrasivos con pH neutro e incoloros. De ser necesario, deje actuar el detergente durante algunos minutos. Enjuague con agua abundante a una temperatura no superior a 30 °C. Si se utilizan aparatos a presión, mantenga la punta del difusor a al menos 60 / 70 cm de distancia de la superficie del producto. Si fuese necesario, repita la operación. Lavados periódicos y/o extraordinarios: utilice un quitamanchas regenerante para PVC, con el procedimiento siguiente. Operaciones a realizar: – aplicar el quitamanchas en el tejido sucio; – dejar actuar el producto durante 15-30 minutos; – frotar las zonas manchadas con un cepillo normal de lavar la ropa con cerdas duras (es necesario, ya que la suciedad se encuentra dentro del tejido); – enjuagar con agua corriente (si es posible utilizar una limpiadora a presión, manteniendo una distancia de unos 60 cm para que el tejido no se estropee con la alta presión); – si fuese necesario, repetir las operaciones. Nota: cuando aplique el quitamanchas, tenga cuidado con no aplicarlo en las partes pintadas del producto.